La comida está lista!!

Preparar la comida es un acto de amor diario. Pero encontrar el momento para cocinar no es tan fácil!

file

Es por eso que, con frecuencia, se opta por comidas pre-elaboradas para bebé que, obviamente son muy prácticas y rápidas de preparar.

Pero no nos olvidemos que no hay nada como la comida casera...

Primero de todo, es mucho más fresca porque se acaban de preparar. Verduras, carne, pescado, seleccionados por la propia madre, se cocinan y se comen inmediatamente, dando una contribución significativa en nutrientes. En segundo lugar, las comidas caseras son una herramienta insustituible para la formación del gusto del bebé, ya que permiten que tenga un contacto diario con el sabor natural de los diferentes ingredientes, descubriendo su color, olor, interactuando mejor con los alimentos y comenzando a establecer sus preferencias.

 

La textura de comidas caseras puede también ajustarse con el conocimiento de la madre, que puede hacer que sea más suave y cremosa, espesa, con pequeñas o grandes piezas. Esta variedad hace que los niños se acostumbren a la diversidad, estimula su curiosidad y su voluntad de experimentar: lo ideal para una correcta alimentación es empezar probando un poco de todo, descubriendo alimentos y sabores que son siempre nuevos.

 

Obviamente, la comida casera requiere un poco de tiempo para lavar, pelar, cortar, mezclar,etc... Si el tiempo disponible no es suficiente, es posible emplear pequeños electrodomésticos multifunción, capaces de acelerar significativamente la preparación y mezcla: la madre será entonces capaz de dar rienda suelta a su fantasía inventando siempre recetas nuevas y sabrosas, desde las comidas más sencillas y deliciosas para su hijo y, por qué no, para toda la familia!