Creciendo... con buen gusto!

Entrenar a los niños a degustar, permitiéndoles conocer una amplia gama de sabores, es esencial para estimularlos a apreciar cualquier tipo de comida.

file

Ha sido ampliamente comprobado que los hábitos de dieta de los niños durante sus primeros años de vida, se mantienen hasta la adultez. 

Entonces, es esencial acostumbrar a los niños tempranamente a diferentes sabores, con el fin de reducir en el futuro su desconfianza hacia nuevos sabores y alimentos. Y, sobre todo, es muy importante que el niño conozca el sabor natural de la comida y sea capaz de identificarlos y diferenciarlos, en particular frutas y verduras que deben ser comidas durante su estación, cuando su aroma y sabor son realmente naturales y verdaderos. 

 

Es lo mejor, entonces, preparar sus comidas utilizando alimentos frescos seleccionados por la madre, sin azúcar o sal agregados, preferentemente cocinados al vapor para que sus propiedades nutritivas y su sabor natural se mantengan intactos. 

 

De esta manera implementarás un entrenamiento de sabores para tu bebé quien, incluso de adulto, será capaz de seguir hábitos alimenticios correctos y saludables.