Verano si, mosquitos no!

Cómo proteger a tu bebe de los mosquitos tan irritantes en verano!

file

Los mosquitos están presentes prácticamente en todo el mundo; los cambios climáticos y el aumento implícito de la humedad han aumentado su proliferación. Algunas especies son activas incluso durante el día. Las picaduras de mosquitos, en nuestras latitudes, son inofensivas, pero igual son muy molestas, especialmente para el bebé. Lo podemos proteger el usando repelentes cuya formulación sea específica para los niños: aún mejor si es a base de extractos de origen vegetal que no irriten la piel.

 

Es suficiente con aplicar una fina capa de repelente sobre la piel del bebé, sin saturarla y evitando cualquier contacto con los ojos y la boca. En casa podemos proteger la cuna del bebé con un red anti-mosquitos; al aire libre, durante el paseo, podemos utilizar un mosquitero para el cochecito. Podemos llevar a cabo una serie de precauciones para tratar de mantener lejos a los mosquitos molestos: evitemos dejar platos llenos de agua estancada en las ventanas y evitemos perfumes y colonias muy intensas que los atraiga. A este punto, ya hemos hecho todo lo posible para disuadir a esos invitados no deseados y para dar al bebé un verano sin "... zzzzzzzzzz ..."!