El aire que respiramos

Para proteger a nuestros bebés de alergias y enfermedades respiratorias debemos ser cuidadosos con el aire que se respira, inclusive dentro de casa.

file

No todos saben que, para garantizar el bienestar del niño y permitirles respirar un aire limpio, debemos preocuparnos no solo por la contaminación del medio ambiente y del tráfico de la cuidado, sino también del aire que se respira dentro de casa. 

Aire limpio, además de proteger a los niños de alergias y enfermedades respiratorias, mejora en la vida diara la calidad del sueño y su actitud hacia la comida. En habitaciones cerradas, sobre todo si tiene mala ventilación, tienden a concentrarse varios agentes contaminantes ( partículas, impurezas), alérgenos ( pólen, pelos de animales y ácaros) y micro-organismos (hongos, moho y bacterias). Estos elementos causan varias reacciones alergicas y enfermedades respiratorias, que estan creciendo significativamente en niños de edad pre-escolar. 

Para los niños, quienes no tienen un sistema inmunológico maduro y completamente desarrollado, es esencial reducir la concentración de sustancias peligrosas. 

Qué podés hacer? Primero, es esencial monitoriear la humedad y la temperatura de las habitaciones donde vive el niño. Además, es aconsejable seguir ciertas normas de higiente: ventilar las habitaciones todos los días, evitar el exceso de calor, no exponer al niño a ambientes fumadores, evitar el contacto con objetos/juguetes con polvillo.