Viajar seguros

Siembre debe usarse la butaca de seguridad, sin importar qué tan corto sea el viaje.

file

La butaca de seguridad es la forma más segura de transportar a tu hijo y debe ser utilizada, aunque sea por un viaje corto, incluso si estás apurada/o, y aún si el niño no quiere.

 

Muchos padres se cansan y abandonan cuando sus hijos se quejan o hacen berrinches porque no quieren viajar en la butaca y confían en su forma de conducir. Sin embargo, el riesgo de colisiones traseras, de frenado repentino y curvas peligrosas no depende solo de la calidad de manejo y del cuidado de papá y mamá.

 

Entonces, no lleves a tu hijo en tu regazo pensando que es la mejor manera de protegerlo: en caso de un accidente, no serás capaz de retenerlo y los resultados pueden ser muy graves.

 

Para el auto si el niño llora o necesita ser amamantado o cambiado. No quites los cinturones de seguridad, ni siquiera temporalmente, y no retires nunca al niño de la butaca.

 

La butaca de seguridad siempre debe ser instalada y utilizada correctamente. Recomienda esto también a los abuelos y familiares que de vez en cuando den un paseo con tus hijos. Vos debes ser el primero/a en dar un buen ejemplo, ajustando los cinturones de seguridad.