Libre para moverse

Durante los primeros meses, el bebé necesita experimentar en máxima libertad sus habilidades motoras.

file

Los meses pasan rápidamente y día tras día nuestros bebés nos regalan nuevas emociones. Ahora ya no gasta todo su tiempo en comer y dormir largas siestas pero le encanta sorprendernos con sonrisas e intentos de divertidos juegos. Demuestra curiosidad hacia el entorno y gracias a sus movimientos mejor coordinados, levanta y mueve su cabeza, se centra en sus ositos y trata de llegar a ellos con las manos para agarrarlos. Disfruta de escaparse de la cama para ver lo que está sucediendo a su alrededor y sin ningún tipo de barrera: coloquemoslo sobre una suave y colorida manta que le permita observar el entorno y, sobre todo, para poner a prueba libremente el progreso de sus habilidades motoras.

 

De hecho, si durante la siesta se recomienda una posición panza arriba, cuando está despierto y durante sus primeros juegos es útil colocar la pancita del bebé hacia abajo porque esta posición le permite fortalecer los músculos del cuello y de los brazos y evitar una presión constante en la cabeza. Poco a poco, el bebé va a hacer sus primeros intentos de rodar de panza abajo a panza arriba y viceversa y luego de gatear para alcanzar los objetos que le interesan.

 

Pongamos a su disposición la herramienta adecuada: una manta que sea rica en estímulos, coloreada con títeres y sonajeros, posiblemente con efectos de luz y sonido y que acompañe sus primeros juegos con simples melodías.

 

El bebé puede jugar en posición supina (panza arriba) con los juguetes colgantes que se pueden mover para cambiar de escenarios. O, boca abajo, puede intentar encontrar pequeños animales y figuras que se esconden para ser buscados, tocados y exprimidos para producir un sonido. Su progreso lo animará a probar nuevas y nuevas experiencias en su manta, un pequeño mundo de colores en el que, impulsado por la curiosidad y con el apoyo de sus nuevas habilidades, el bebé será capaz de perfeccionar sus habilidades sensoriales, cognitivas y motoras.