Línea Baby Moments

Principios activos naturales

file

Caléndula:

La Caléndula (Calendula Officinalis) tiene propiedades emolientes, lenitivas, depurativas, refrescantes y antisépticas.

Especialmente idónea para limpiar la piel del niño, que siendo sensible y con tendencia a la sequedad, se irrita y agrieta facilmente. Los productos con extractos de caléndula, cuyas propiedades son cicatrizantes y lenitivas, reducen las inflamaciones, curando los tejidos dañados e irritados.

 

file

Avena:

El extracto de avena (Avena Sativa Kernel Extract) está especialmente indicado para la piel sensible del niño, que se irrita con facilidad.

Desempeña una acción hidratante, emoliente, protectora, lenitiva y regula el pH cutáneo. Todo ello es muy importante para el cutis del recién nacido, con tendencia a la sequedad. Además, mantiene su óptima hidratación, evitando la pérdida de agua gracias a la barrera protectora creada por sus proteínas. 

file

Glycerina:

La glicerina es un líquido denso de origen vegetal, sin color y con sabor dulzón, que se encuentra de modo natural en las capas de la epidermis.

Su aportación es fundamental para la hidratación, además regula la descamación, favoreciendo la regeneración de la barrera cutánea. Estas propiedades, sumadas al hecho que se desliza sobre la piel y se aplica fácilmente, la convierten en ideal para el cutis delicado del niño.

file

Aloe Vera:

El Aloe vera (Aloe Barbadensis Miller), gracias a sus propiedades antinflamatorias, regenerantes e hidratantes, interviene contrarrestando el envejecimiento cutáneo; asimismo favorece la regeneración celular acelerando la curación en caso de heridas o abrasiones.

El aloe es un hidratante extraordinario: favorece la hidratación en profundidad, creando una barrera que impide a la piel perder agua.

Por todo ello es perfecto para nutrir el cutis del bebé, tendencialmente seco, sensible y frágil; ideal después del baño o para dar un masaje relajante.

 

file

Manzanilla:

La Manzanilla tiene muchas propiedades terapéuticas y curativas, siendo por todos conocida por su efecto calmante. En el campo de la cosmética los flavonoides, abundantemente presentes en sus extractos, desempeñan una acción antinflamatoria y consiguen penetrar hasta las capas más hondas de la piel.

La manzanilla además interviene como antioxidante favoreciendo la formación de colágeno, fibras elásticas y ácido ialurónico. Posee importantes propiedades lenitivas y refrescantes y gracias a su elevada tolerabilidad cutánea es especialmente idónea para pieles sensibles y delicadas como las de los bebés.